Al Fasher, 20 agost 2005

Al Fasher, 20 agost 2005

3 de November de 2020 Off By Francesc Box

Por fin llego a Al Fasher, donde pasaré los próximos 6 meses. La primera impresión es totalmente diferente a cuando llegué al Congo. Ahí estábamos en medio de la nada, y esto es la capital de North Sudan. Hay ongs por todas partes, coches de todos tipos y algunas calles están incluso asfaltadas, pero la gran mayoría son de arena como de la playa. Hace muchísimo calor y la dichosa arena, si se te ocurre ir con chancletas, se te cuela y te abrasa los pies. Al fin y al cabo, por mucha ciudad que sea, está en medio del desierto.

Primer contacto con el trabajo que voy a tener. Comparado con esto Congo era un juego de niños.

Llevo la logística y administración de casi 140 empleados, 7 coches, 2 casas, 1 oficina, 2 almacenes, 1 campo de unos 33.000 desplazados y dos sitios donde vamos una vez por semana a dar atención médica y comida a los niños mal nutridos. Cachi ná!!!!

Tenemos dos casas, una para el equipo de 8 expatriados que estamos aquí y otra para los expatriados de los otros proyectos, porque para ir de sus proyectos a Khartoum tienen que pasar por aquí. Al fin y al cabo funcionamos como una pseudo capital.

Nuestra casa no está mal, pero como soy el último en llegar, me toca dormir en un camastro en medio del pasillo, al lado de la ducha y el armario de la ropa limpia, al menos hasta que la logista a la que vengo a sustituir se marche, y entonces pasaré a su habitación.

Pero no duermo solo, un grupo de chinches my cariñosas me hacen compañía todas las noches jejejeje Las condiciones de vida son mejores que en Kabalo: tenemos luz hasta las 11 de la noche, línea telefónica en casa (aunque lleva dos días sin funcionar), televisión, dvd y parabólica, con lo que podemos ver las noticias en la BBC y hasta un par de canales de series y películas en inglés, el resto, unas 170 cadenas, todas en árabe, así que poco entendemos.

El tema del árabe aquí es peliagudo. Solo un pequeño porcentaje de los trabajadores locales habla inglés, y algunos no muy bien. El resto, incluyendo la mayoría de chóferes, sólo habla árabe, así que todos los expats estamos estudiando árabe, porque si no es imposible entenderse.