Khartoum, 18 agost 2005

Khartoum, 18 agost 2005

3 de November de 2020 Off By Francesc Box

Ya estamos llegando a Khartoum, capital del Sudán.

Conforme el avión va descendiendo, la temperatura exterior va aumentando. Al final aterrizamos a las 17:30 y marcaba una temperatura de 39 grados. Salimos del avión y al ir a bajar por la escalerilla recibimos una bofetada de aire caliente que nos deja tiesos. “Cómo calientan las turbinas del avión!!”, pensé yo. Pero no son las turbinas; cuando llegamos al pie de la escalerilla sigue haciendo el mismo calor y, el poco viento que hace, es caliente y a cada bocanada se te mete para adentro y te quema el esófago.

Al día siguiente, viernes, es festivo al ser país musulmán, pero nos quedamos en la casa porque en el exterior estamos a unos 43 grados y no hay quien ponga un pie en la calle. Salimos un momento para comer y es horrible, no hay quien lo aguante. La ciudad parece tranquila a pesar de los disturbios de hace unas semanas que causaron más de 130 muertos. Volvemos a la casa, donde sobrevivimos gracias a tener encendidos a la vez el aire acondicionado y un ventilador de techo.